Una de las partes más bonitas de escribir “Flores de invierno” fue descubrir curiosidades de algunas plantas que me chiflan. Por ejemplo, las orquídeas.

¿Sabéis que si se os rompe una vara de la orquídea podéis salvarla con un poco de delicadeza y cinta adhesiva? No, no es coña. Scott Nolan lo hizo en la novela y le funcionó; yo lo hice en mi casa y también funcionó😉.

También aprendí que la canela hace que cicatricen antes los raspones en las varas, que existen unas 25 mil especies de orquídeas, que son consideradas un emblema nacional en países como Venezuela, Honduras o Costa Rica…

Curiosidades tan bonitas como la propia flor 🌷

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *