Una de las cosas que he descubierto durante el proceso de escritura de “Sobre las luces de Chicago” es que tenía una herramienta muy poderosa en la mano todo el tiempo (no penséis mal) y no la estaba utilizando: MI MÓVIL.

Teniendo el cuenta el bombardeo de información del grupo de WhatsApp de las #ChicasTyler, y ante la imposibilidad de poder estar siempre delante del ordenador, empecé a crear notas de voz que después se reconvertían a un documento de texto. Al principio lo vi superútil, pero luego me di cuenta de que estaba haciendo doble trabajo. ¿Por qué no ir directamente al archivo del manuscrito y escribirlo allí? Descubrí el Word para móviles y más de la mitad de la novela está escrita con los pulgares jajajaja. A cualquier hora, en cualquier sitio, lo único que tuve que hacer es subir el documento a la nube y trabajar desde allí.

Muchos y muchas diréis: ¡Pues vaya full de descubrimiento, yo ya lo sabía! Ahhhh, queridos y queridas, pero yo no. Y para una persona tranquila con mente inquieta poder escribir cuando sea, sin depender de lápiz y papel o de ordenadores, es… MARAVILLOSO.

Ahora mi móvil y yo formamos un equipo genial, ¡hasta en la elíptica! Pero eso os lo cuento otro día 😉

2 respuestas a “Mi móvil y yo: equipo!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *